Llibertat Encercle

| |

El artista toca la rueda Cyr y parece ensanchar su cuerpo: los brazos se unen en las piernas a través de una circunferencia y su movimiento pasa a ser infinito. Cualquier pequeño detalle es un mundo entero: un giro, un paso, un salto, una suspensión se transforman en gestos y momentos dinámicos de una gran belleza.
Un encuentro fluido entre fuerza y flexibilidad, inteligencia y sensibilidad, inercia y control. La técnica y la poética del movimiento.